Aprobaron el nuevo régimen de jubilaciones y pensiones en Córdoba

Con 46 votos positivos, el oficialismo pudo aprobar la reforma previsional, ante un gran descontento de la oposición que dijo ser «tomada por sorpresa».


Finalmente fueron 46 los votos positivos del oficialismo los que sirvieron para aprobar la reforma previsional en Córdoba que se dio a conocer apenas horas antes de la sesión especial realizada de modo remoto durante la tarde del miércoles.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo tomó por sorpresa a la oposición, generó el rechazo de los gremios y se aprobó con el voto de la mayoría en una sesión que, por la pandemia del coronavirus, se desarrolló de modo virtual.

A grandes rasgos, la iniciativa implica cambios en porcentajes de previsión y recorta a quienes posean más de un beneficio. “El objetivo es que con las medidas contempladas en el proyecto de ley, el rojo previsional se reduzca en unos $6.500 millones. De esta manera, el remanente se reduce a unos $3.500 millones que podrá ser cubierto desde el Tesoro Provincial. Además, los cambios en la legislación contribuirán a abordar los enormes desafíos que plantea la tendencia al empeoramiento en los parámetros de sostenibilidad que proyecta el estudio actuarial de la Caja”, remarcó la Provincia.

Como fue la sesión

El miembro infórmate del bloque de Hacemos por Córdoba fue el capitalino Leonardo Limia, quien se dedicó a describir una foto de la situación actual de la Caja de Jubilaciones provincial, la que describió como producto de una “larga recesión, la elevada inflación y la asistencia parcial del Estado nacional”. Tras eso, se abocó a una pormenorizada descripción del proyecto en cuestión, el que definió como “el menos gravoso para el conjunto de la sociedad”.

A partir de allí, comenzaron las críticas opositoras que al unísono coincidieron en la forma en el proyecto fue ingresado como único temario de la sesión especial de este miércoles. “Quiero aclarar a la sociedad que este no fue un proyecto consensuado en Labor Parlamentaria, sino que fue un proyecto ingresado a la fuerza por la única voluntad del oficialismo”, señaló en ese sentido la legisladora Luciana Echevarría (MST-FITU).

Para Marcelo Cossar, lo sucedido en torno a la sesión “hace recordar a tiempos ya superados de la Argentina”. En ese sentido, acusó al Gobierno provincial de haber gastado el dinero de los cordobeses en obras innecesarias que “sólo le sirvieron al peronismo para ganar elecciones”. Para el radical, las sucesivas acciones del oficialismo provincial evidencian una clara “mala praxis política” en la que “hipotecaron éste y los gobiernos que siguen”.

En ese sentido, su compañero de bloque, Dante Rossi habló de un “Plan absoluto de la Caja de Jubilaciones”. “Esta crisis empezó con las 41 mil jubilaciones anticipadas que hizo un Gobierno de este signo político”, dijo en referencia al plan llevado a cabo durante la primera gestión de José Manuel De la Sota. Para el legislador, que al igual que muchos de los representantes opositores enumeró una serie de recortes en programas y planes que fueron dados de baja por la presente administración, la iniciativa no hace más que dejar en evidencia “la insensibilidad de un Gobierno que no tiene más recursos para administrar la provincia”.

Sobre el cierre de la intervención, Rossi dijo que tras intentar comparar el “autoritarismo” de Schiaretti con algunos gobernadores como Juan Manzur (Tucumán) o Gildo Insfrán (Formosa) llegó a la conclusión “Schiaretti es cada vez más parecido a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner”.

Las críticas del bloque de Encuentro Vecinal Córdoba también fueron direccionadas hacia lo que describieron como un “verdadero atropello a la institucionalidad”. María Rosa Marcone llegó a señalar que no se llegó a leer el proyecto de 32 páginas debido a que los tiempos no le habían dado para poder hacerlo a conciencia. “De todos modos, al leer los primeros párrafos me di cuenta de lo que estaban haciendo: armonizar con la Nación”.

“Desde que soy legislador me hacen participar de proyectos que discuten reformas jubilatorias en unos pocos minutos. Haré lo de siempre, me levantaré a la hora de la votación porque pretenden discutir en una hora, leyes que afectan a más de 100 mil personas. En 20 años es la tercera vez que lo hacen ¿Nunca se les ocurrió sentarse a debatir? Sólo un terrible atorrante podría sentarse ante todos los cordobeses y opinar sobre algo que le fue entregado apenas una hora antes”, dijo Aurelio García Elorrio al respecto, que además acusó al peronismo de “fumarse” diez déficit de la Caja de Jubilaciones.

Para Daniela Gudiño (Juntos por el Cambio) lo acontecido en la tarde del miércoles “tendría que dar vergüenza tanto a los legisladores como el oficialismo, como de la oposición”. “Están haciendo una modificación cuando los gremios no pueden salir a protestas. Quiero creer que la vuelta atrás del COE respecto a algunas flexibilidades no tienen que ver con esta norma que se está aprobando”, dijo la representante de Juntos por el Cambio que además buscó mojar la oreja al orgullo “cordobesista” de una buena parte de la bancada oficialista. “Córdoba termina arrodillada ante el kirchnerismo”, dijo al señalar que con la norma “el Gobernador viene a aplicar en Córdoba lo que el kirchnerismo le viene pidiendo desde el año 2012”.

Un rato antes, su compañero de bancada Juan Jure había advertido que el accionar legislativo de este miércoles había sido “una burda pantomima”.

Las críticas al oficialismo provincial y nacional continuaron con la palabras de la representare del FIT, Soledad Díaz García. “Los legisladores que responden al Frente de Todos seguramente estarán celebrando esta iniciativa”, dijo al volver a equiparar el accionar de Hacemos por Córdoba con el de los representantes del Gobierno nacional. Díaz García aseguró que la propuesta se enmarca en un accionar general del oficialismo que “ataca de forma grosera al conjunto de la clase trabajadora y, en particular, a los jubilados”.

De hecho, Díaz García, aseguró que Schiaretti y el oficialismo “deberán ser considerados ladrones” por el conjunto de trabajadores perjudicados por estas medidas que se dan, en el marco de un aislamiento que impide la movilización para manifestar su seguro descontento.

“Han decidido poner en una cuarentena permanente a la protesta social”, dijo Luciana Echarvarría al coincidir con “la conveniencia” de la sesión de este miércoles en la que se perjudica “a un grupo de riesgo que ni siquiera puede salir de su casa ni a comprar remedios”.

Las críticas a la sesión y sus tiempos se extendieron a lo largo de toda la tarde. Para Cecilia Irazusta (Coalición Cívica – ARI), este tipo de accionar no representa otra cosa que uno más de los “abusos de un Gobierno que no respeta ni escucha a las minorías”. “Hay que tener cuidado con enamorarse en la mayoría automática porque cuando se descuidan las formas se corre el riesgo de caer en los perfiles del autoritarismo”, advirtió a su momento Alberto Ambrosio.

El presidente de la bancada de la UCR, Antonio Benigno Rins, no se la vio venir. Al menos eso dijo durante su intervención en la que insistió que “el tema merece ser tratado interdisciplinariamente en la que puedan opinar especialistas médicos (tenemos que analizar la proyección de vida en nuestra provincia), económicos y, sobre todo, políticos”. “En los países avanzados están analizando una nueva forma de abordar de modo progresista el sistema jubilatorio. Nadie debe asustarse cuando decimos que tiene que estar el Estado garantizando las jubilaciones porque es un derecho ganado por los trabajadores”, aseguró. “El año pasado hubo conversaciones sobre la necesidad de encarar a fondo una reforma del sistema previsional. Todos fuimos avanzando y viendo cómo poder hacerlo. Hubiera sido lindo ponerse de acuerdo para elaborar una ley entre la mayoría de los bloques para poder establecer una nueva política de Estado. Esa posibilidad se ha truncado”, aseguró Rins.

Orlando Arduh consideró “inaudito” lo hecho por el oficialismo en lo que definió como un “mamarracho legislativo”.

“Están avasallando el derecho de los cordobeses y lo hacen votando de forma automática sin importarles absolutamente. Ustedes son los únicos responsables de esta situación”, acusó desde el recinto. “Este cinismo con el que volvieron a la fase 3 de la cuarentena no es más que una cortina de humo. Son unos irresponsables”, dijo el legislador de Juntos por Córdoba. “Están aprobando en absoluta soledad la reducción de las jubilaciones, el diferimiento de los aumentos, la modificación del cálculo de los haberes, el aumentando el porcentajes de los aportes y están perjudicando el cobro de los futuros pensionados”, señaló.

“No vamos a ser parte de este unicato ni nos vamos a hacer cargo del pésimo manejo que durante dos décadas han hecho de la Caja. Salgan ustedes a explicarle a la gente”, señaló Arduh en uno de los discursos más enérgicos de la tarde, que antecedió al anuncio mediante el cual su bloque decidió dejar la sesión en la previa a la opocisión.

Sobre el final de la sesión, José Pihen pidió la palabra para, amparado en el mandato de los 16 gremios estatales de la provincia, comunicar el voto negativo de Sara García y el suyo propio, los únicos dos de Hacemos por Córdoba que no acompañaron el proyecto por su pertenencia a la “pata sindical” del oficialismo.

El encargado de cerrar el debate fue el presidente del bloque mayoritario, Francisco Fortuna.

“Tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de la situación y ofrecer soluciones”, dijo el ex Ministro de Salud. “Tenemos una proyección de 35 mil millones de déficit y lo tenemos que resolver de inmediato. Si no tomamos las decisiones que tenemos que tomar, no podríamos pagar los haberes y lo hacemos afectando solamente a un 15% de los jubilados que son los que están me mejores condiciones respecto a lo que cobra el grueso de los pasivos en nuestra provincia”, aseguró.

“Nos estamos acercando a los regímenes universales. La armonización no quiere decir que no nos hagamos responsables de la situación”, afirmó Fortuna que no dejó pasar la oportunidad para contestar a los opositores sobre las críticas históricas realizadas al peronismo. “Quiero recordarles a los bloques identificados del radicalismo que en tiempos del gobernador Mestre se produjo la reducción más importante de la historia de Córdoba (un 18%) y lo hizo por un decreto (el 1.777) que después se cayó porque era una decisión que no había pasado por el ámbito legislativo. Yo no quiero volver atrás pero acá vienen a opinar desde la no responsabilidad de gobernar. Este es un tema que excede el debate porque aquí urgen soluciones que nos permitan mejorar en lo que refiere a la sustentabilidad de la Caja de Jubilaciones”, aseguró.

“Nosotros nos hacemos responsables de la sanción de esta ley y lo hacemos con compromiso, con convicción y sabiendo que efectivamente estamos haciendo lo mejor para nuestra Provincia y nuestros jubilados”, dijo sobre el cierre de su exposición en la oficializó el apoyo de Hacemos pensando en el futuro de los empleados públicos, de los pasivos y de todos los cordobeses”.

Fueron 9 los legisladores ausentes (todo el bloque de Juntos por el Cambio), 3 los que se abstuvieron (Castro, Chamorro y Mansilla, todos de Hacemos por Córdoba) y 12 los votos negativos (la UCR, Encuentro Vecinal, Coalición Cívica, el interbloque de izquierda y los dos representantes gremiales del oficialismo).

Fuente: Canal C