Coronavirus: Italia y España anunciaron duras restricciones para contener el nuevo brote


Europa atraviesa una segunda ola de contagios y varios países, como Suecia, Alemania e Inglaterra, ya habían decretado nuevas medidas.


La segunda ola de la pandemia de coronavirus en Europa tomó mucha fuerza en los últimos días y varios de los países que estuvieron entre los más afectados a principios de año volvieron a mostrar altas cifras de contagio.

Con la llegada inminente del invierno en el hemisferio norte, los gobiernos encendieron las alarmas y en muchos países se comenzaron a decretar duras restricciones para contener el brote. 

Este domingo, Italia y España dispusieron nuevas medidas, entre las que se destacan la restricción de la circulación y la prohibición de reuniones sociales.

España

El Consejo de Ministros aprobó decretar el estado de alarma en todo el país desde esta misma tarde y al menos durante los próximos quince días, aunque no descartan la posibilidad de prorrogarlo durante meses, con la intención de dar cobertura legal al toque de queda nocturno.

El decreto anunciado por el presidente Pedro Sánchez establece un toque de queda obligatorio para toda España, excepto Canarias, entre las 23:00 y las 6:00 horas, aunque deja a las comunidades autónomas la potestad de retrasar o adelantar su activación una hora respecto a esa franja.

España se convirtió esta semana en el primer país europeo en superar el millón de casos de coronavirus, además de registrar más de 34 mil muertos.

Italia

Giuseppe Conte, primer ministro, firmó un decreto que establece el cierre de bares y restaurantes desde las 18hs. El nuevo decreto, vigente hasta el 24 de noviembre, se da en un contexto de cinco regiones bajo toque de queda nocturno.

«Los últimos datos epidemiológicos que analizamos no nos pueden dejar indiferentes. La curva está en un crecimiento rápido. La difusión de los contagios alcanzaron niveles preocupantes, así como el estrés del sistema sanitario», afirmó este domingo el premier en conferencia de prensa. 

La suba de los casos diarios en Italia pasaron de un promedio de 2.500 al día en la primera semana de octubre a los 19.640 informados este sábado, el número más alto desde el inicio de la pandemia. Además, la cantidad de víctimas desde el inicio de la pandemia es de 37.210 personas.