El Gobierno oficializó la vuelta del transporte de larga distancia


Desde el sector advierten que «quedan algunos puntos a resolver» por parte de la Nación, y que la vuelta será gradual.


Con condicionantes, es cierto, pero la habilitación del traslado de personas en todo el país es concreta. Lo realizó el gobierno nacional, con el ministro de Transporte, Mario Meoni, a la cabeza.

Además de los vuelos de cabotaje, también retornarán los colectivos de larga distancia.

Desde el sector advierten que «quedan algunos puntos a resolver» desde la Nación, pero también los acuerdos con las provincias primero, municipios y comunas después.

La cuestión no es menor en plena pandemia, ya que en varios distritos la vigencia del Aislamiento Obligatorio demandará una atención mayor.

Gustavo Gaona, vocero de la Cámara Empresaria de Larga Distancia, consideró que la cuestión es «el puntapié inicial para volver en los próximos días», aunque evitó dar fechas concretas.

Los primeros tiempos estarán limitados a que las unidades las puedan utilizar sólo trabajadores de áreas consideradas esenciales o quienes refieran motivos médicos.

«La cuestión será progresiva. Desde ahora la idea es viajar a todos los destinos donde sea posible, pero también hay que ver el nivel de demanda real» graficó el representante del sector este jueves en Radio Universidad.

A la hora de pensar en los servicios que se pondrán en marcha, los protocolos serán primarios. Que los boletos sean digitales y no en formato papel y que a las terminales ingresen sólo los viajeros son puntos centrales.

Gaona remarcó que en un principio «no se podrá proveer servicio de comida», que «deberemos minimizar el contacto del personal de la empresa con los pasajeros» y apuntó a una «conectividad» que permita ser precavidos.

Y remarcó: «Que todos sepan quién viaja, en qué colectivo y a qué hora permite una diferencia sobre los autos particulares. En principio no sería necesaria una separación muy grande entre asientos».

Cada unidad contará con un espacio determinado, separado del personal y del resto de los viajeros, para que sea ocupado en caso de que haya un caso sospechoso de coronavirus.

Se anticipa que cada chofer contará con el listado de centros de salud habilitados para el tratamiento de Covid-19.