Carla Ludueña: hay mujeres que viven situaciones de violencia y no conocen otra forma de trato hacia ellas


La periodista es licenciada en Comunicación Social y tiene a su cargo la dirección de Hablando Claro. Hace unos días fue entrevistada en el programa radial Hits en Dos que sale por FM Azul. En la nota te contamos los detalles.


Carla Ludueña es periodista, licenciada en Comunicación Social y tiene a su cargo la dirección del portal de noticias Hablando Claro, que en este 2022 cumple 4 años de existencia.

Previo a la creación del medio que dirige, trabajó para medios de comunicación muy conocidos.

Además, recientemente fue convocada por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Córdoba para dar charlas acerca de su experiencia como especialista en materia de género.

Ludueña dialogó vía comunicación telefónica con el programa Hits en Dos por FM Azul 107.1 en el marco del día de la mujer para conocer su experiencia y cómo se vive la situación que vive el Departamento Río Primero en torno a los derechos y la situación actual de las mujeres.

Respecto al tema de saludar o no por el 8 de marzo, considera que tiene que ver con entender en donde están paradas hoy en día. Se preguntó «¿qué tan feliz día puede ser si en la mayoría del tiempo tenemos que estar lamentablemente haciendo noticias de femicidios?».

En relación a eso, agregó: «Todo lo que vivimos a diario las mujeres, lo sufrís en todo momento cuando sos niña, cuando sos una mujer grande, cuando es adulta mayor también sufrís violencia de género y un montón de vulneración de derechos». Además consideró que la educación de las mujeres es una de las deudas más importantes que tiene la región.

Por otro lado, contó que está trabajando en un informe en el que menciona que en el Departamento Río Primero, el 70% de los empleos están en manos de hombres, mientras que solo el 30% están cubiertos por mujeres que, debido a obstáculos impuestos (dificultando su inserción laboral), quedan desempleadas o relegadas a tareas del hogar no remunerables o al trabajo informal. Todo esto en el interior de la provincia donde los sueldos promedios en la sociedad son mucho más bajos que en la capital.

Carla es periodista desde hace aproximadamente 12 años, mientras que en materia de género lo hace desde hace tres años.

«Yo a los 23, 24 años tenía mucha experiencia porque literalmente nunca me quedé quieta y no tiene que ver con un tema de talento, sino que tiene que ver con un tema de estar en el lugar preciso y por ahí tener cierta disponibilidad. Entonces había que hacer algo y bueno yo lo hacía», expreso Ludueña; «eso también me fue llevando como a adquirir distintas experiencias».

Sin embargo, remarcó que nunca había tenido el reconocimiento económico que merecía por las tareas que realizaba. «Yo laburaba por ejemplo 12 horas sin parar y seguía ganando exactamente lo mismo y mi nombre no aparecía nunca. O sea yo hasta el día de hoy yo te demuestro que se trabajar trabajando, pero en muchas oportunidades mi nombre no figuraba», dijo.

Respecto al rol del periodismo, consideró que muchas veces la gente piensa que «tiene que ser un servicio en a ostentas de diferentes intereses, que tiene que ser gratis», pero que en realidad, al igual que los demás, son personas que estudian y/o estudiaron. «Yo me formé muchísimo, de hecho tengo títulos de posgrado, estoy haciendo la tesis de una maestría y esto sale mucho dinero también y tiempo de vida», agregó en base a su experiencia y estudio.

En relación a su especialización en materia de género, explicó que lo que ella hace «tiene que ver con el trabajo en redes que se hace y (…) con que para qué me sirve sacar una nota contando que una mujer sufrió un abuso sexual en cierto lugar si no voy a poder ayudarlas». También consideró que puede contactarse con la ministra de género, el jefe policial u otra persona para darle solución a esa persona.

Por otro lado, contó que ha vivido situaciones a la hora de hacerle una nota a una víctima de violencia de género: «Yo le he hecho entrevista a mujeres estando escondidas y mujeres escondidas que me decían ‘espera que sentí un ruido, espera que me pasa tal cosa’; ahí está la diferencia un poco del compromiso que lleva ser periodista de género y estar comprometida con toda la realidad que atravesamos las mujeres».

Además, dijo hay mujeres que aún no entiende las noticias de género porque viven situaciones de violencia toda su vida y no conocen otra forma de trato hacía ellas; pero aún así, destacó que se han abierto muchas cabezas.

La conductora del programa Hits en Dos, le pidió a Carla que se autodefina. «Trato de transformar los espacios. Yo soy esa persona que va y transformo los espacios, aunque sea mi metro cuadrado, aunque sea un grupo de dos personas, aunque sea una sola persona, yo siento que esto es lo que más me define, por decirlo de alguna forma», respondió.

Respecto a por qué elige a los pueblos, contó que en Villa Santa Rosa tiene historias de familia que son muy duras, por lo que sería una forma de hacer un poco de justicia, de las cuales una de ellas la escribió en Hablando Claro: «era la historia de una mamá y una hija (parte de mi familia) que nunca se pudieron decir ni mamá y ni hija porque a ella la abusaron, quedó embarazada, siguió adelante con el embarazo y a ellas dos las criaron como si fueran hermanas y aquí no ha pasado nada».